Los pedidos realizados del 12 al 19 de Agosto se servirán a partir del 21 de Agosto

Acné

    Mostrar el ayudante de bloques

    Mostrando los 4 resultados

    Comprar cremas y geles para el acné

    Hablamos de uno de los trastornos de la piel que se encuentra más extendido entre la población, el acné. Afecta a todas las personas independientemente de la edad pero durante la adolescencia suelen producirse más brotes.

    ¿Qué es el acné?

    El acné es un trastorno de la piel que se produce cuando los folículos pilosos de la piel se llenan de grasa y células cutáneas muertas. Esto genera puntos blancos, puntos negros o granos.
    Aquellos que lo sufren suelen tener piel grasa, la piel contiene un exceso de sebo que se traduce en un aspecto brillante, poros dilatados, presencia de puntos negros y espinillas. En estos tipos de pieles se suele acumular en la zona conocida como T, frente, nariz y barbilla. Pero existen múltiples tipos de acné, cada uno de ellos se encuentra en una zona de la cara y tiene motivos diferentes, al igual que tratamientos.

    ¿Por qué aparece el acné?

    Dependiendo de la fase de la vida en la que nos encontremos, las hormonas se comportan de una manera u otra. Es decir, el acné tiene una fase interna que es hormonal y varía con el paso del tiempo, cuanto más fluctúan las hormonas, en la adolescencia, más probabilidades hay de tenerlo.

    En la primera etapa de la vida, un 20% de los recién nacidos tienen acné principalmente en las mejillas que no suelen dejar cicatriz.

    Con el paso de los años llegamos a la fase de acné vulgar, el acné de la pubertad. Entre un 70-95% de los adolescentes se ve afectado por el acné. Lo más común es en la cara y en las zonas superiores del cuerpo como cuello, espalda o brazos.

    También existe un acné adulto o tardío que surge más allá de los 25 años. Suele ser más común en mujeres que en hombres debido a estrés o fluctuaciones de hormonas como embarazo, ciclo menstrual o menopausia.

    Los motivos más comunes por los que aparece el acné son:

    • Cambios hormonales como ya hemos mencionado, principalmente en la madurez
    • Uso de ciertos medicamentos que por ejemplo contengan corticosteroides, testosterona o litio
    • Alimentación, los alimentos ricos en carbohidratos pueden aumentar la producción de acné
    • Estrés, no lo causa pero puede empeorarlo

    Trucos, geles y cremas para eliminar el acné

    El acné puede clasificarse en leve, moderado o grave, es importante visitar a un experto para que sepa qué tipo de acné tienes y cómo debe tratarse. Algunos de los trucos para eliminar el acné son:

    • Lavarse la cara con cuidado con los productos específicos y necesarios, por la mañana y por la noche. Utilizar jabón especial y tónico. También el agua micelar, apta para todo tipo de pieles.
    • Utiliza cremas hidratantes, siempre las correctas para tu tipo de acné, que permitan reducir la grasa.
    • Algunos expertos aseguran que el sobrepeso está estrechamente relacionado con el acné. Por lo que reducir el peso corporal podría ayudar a eliminar las espinillas.
    • Llevar una alimentación saludable y aplicar complementos alimenticios naturales.
    • Tomar el sol pero siempre con precaución y medidas. La luz solar tiene efectos antiinflamatorios y ayuda a reducir las lesiones de acné, los rayos de sol generan una pequeña deshidratación de la piel, reduciendo su grasa.

    Mejores productos para el acné y dónde comprarlos

    En Farma Dorsch somos especialistas en dermatología y elaboración de productos completamente naturales. Para tu tratamiento contra el acné te recomendamos:

    • Gel dermo limpiador
    • Gel stop acné para quienes tiene tendencia
    • Dermovita hidratante, además es antiedad
    • Mascarilla iluminadora, repara y es astringente

    No dejes de lado las cremas hidratantes, la nutrición de la piel es imprescindible por muy grasa que sea. Hidratar no significa aumentar el efecto graso de la dermis.
    Si quieres saber más, contáctanos por whatsapp o redes sociales, estaremos encantados de ayudarte en tus primeros pasos contra el acné.

    Regula el exceso de grasa. Cierra poros y reduce manchas y cicatrices

    La piel grasa se caracteriza por tener un exceso de sebo que se traduce en un aspecto brillante, con los poros de la piel dilatados y la presencia de puntos negros, lesiones y espinillas.

    En este tipo de piel se acumula brillos en el rostro, especialmente en zonas concretas como la llamada “T“: frente, nariz y barbilla. La piel grasa es muy latosa ya que debe cuidarse mucho, pero a la larga, con el paso del tiempo es LA PIEL MÁS BONITA, así que no desesperes y cuídala bien.

    TIP + Farma Dorsch
    Es importante NO dejar a un lado las cremas hidratantes ya que la nutrición de la piel es imprescindible por muy grasa que sea. Para hidratar sin potenciar el efecto graso de la dermis, lo mejor para estas personas es seguir una rutina facial que incluya productos bajos en grasa y seborreguladores.

    Descubre más sobre cada uno de ellos, así como nuestros TEST de EFICACIA